“Ni agencias de calificación ni acreedores han pedido aún la palabra pero si la recuperación es en K, y algunos van hacia abajo, puede ser pronto para darla por acabada”.

F. González Urbaneja

probados los Presupuestos 2021, el gobierno (que Pablo Iglesias califica de social-comunista) se siente aliviado en cuanto a su estabilidad inmediata. Tiene más posibilidades de durar toda la legislatura (hasta finales de 2023) pero pocas garantías, porque en la política actual el contador empieza a correr a cada rato por causas y circunstancias imprevisibles. Además de la tranquilidad de Sánchez se nota la alegría de sus aliados de Gobierno, incluido el locuaz portavoz parlamentario Echenique que asume estos Presupuestos como la expresión de cumplimiento de sus objetivos políticos. El portavoz sostiene que estos Presupuestos 2021 son la tapa de la sepultura de la llamada “austeridad”, que caracterizó la estrategia presupuestaria de la Unión Europea concretada en los Pactos de estabilidad fundantes del euro durante lo que va de siglo.

Para acceder a este contenido, necesita una suscripción a la Revista Consejeros, vea los “PLANES DE SUSCRIPCIÓN”.
Si ya dispone de una suscripción debe “INICIAR SESIÓN”.