Rafael Piqueras, Pte. de la Asociación de Emisores Españoles, Sec. Gral. y del Consejo de ENAGAS

Rafael Piqueras Pte. de la Asociación de Emisores Españoles

“Es mucho más difícil movilizar el voto de los fondos españoles que el de los extranjeros”

“Cuando apareció la directiva, los analistas de JPMorgan o Fidelity te recibían en Londres con una sonrisa… El `engagement´ era algo ya demandado por la compañía. Donde espero que tenga más fuerza –la transposición de la directiva– es con los inversores o fondos españoles, que son muy pasivos. Cuando quieres movilizar su voto es mucho más difícil que con los fondos extranjeros, que lo tienen más asumido”

A veces da la impresión de que se produce mucho ruido en torno a la imagen exterior de la economía española, sus empresas y sus mercados. ¿Cuál es su opinión sobre la percepción que tienen realmente los inversores extranjeros sobre nuestro país?

La visión es menos mala de lo que creemos. Los inversores internacionales se fijan más en los aspectos esenciales. El mundo está incierto en general y no creo que la eventual incertidumbre política sea absolutamente determinante. Lo que sí percibe es una confianza digamos sectorial, en el funcionamiento del mercado de capitales o en el buen gobierno y la transparencia de las empresas españolas.

Hoy ¿qué les preocupa en Emisores Españoles?

Ahora estamos muy centrados en la ley de adaptación de la Directiva de Inversión a Largo Plazo de finales de julio. Y las juntas del año que viene, que creo que haremos en los plazos habituales. En todo caso, la junta hibrida ha venido para quedarse.

Para acceder a este contenido, necesita una suscripción a la Revista Consejeros, vea los “PLANES DE SUSCRIPCIÓN”.
Si ya dispone de una suscripción debe “INICIAR SESIÓN”.

CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.