RU: La arriesgada apuesta económica de Rishi Sunak

El responsable de las finanzas del Reino Unido quiere conjugar la reactivación de la economía con la reducción del déficit y la deuda pública. Una estrategia arriesgada.

Rishi Sunak
Prorroga las ayudas a los autónomos y la jornada reducida (el Gobierno paga el 80% del salario) hasta septiembre.

Rishi Sunak pasa su primera gran prueba. Llegado al frente del Ministerio de Finanzas británico en febrero de 2020, este representante electo de apenas cuarenta años desveló el 3 de marzo su plan para reactivar el país tras la crisis del coronavirus. Tomó algunas decisiones fuertes y, en su mayoría, controvertidas.

Durante los próximos dos años, pretende seguir gastando para reactivar la economía. Las ayudas económicas a los autónomos se prorrogan hasta septiembre -al igual que la jornada reducida- en la que el Gobierno paga a estos trabajadores el 80% de su salario, hasta 2.900 euros al mes. Los empresarios tendrán que pagar el 10% del salario en julio y el 20% en agosto y septiembre.

Alrededor de 750.000 empresas de los sectores del comercio minorista, la hostelería y el ocio en Inglaterra seguirán sin pagar el IVA hasta finales de junio. Hasta 2022, sólo pagarán un tercio, con una reducción máxima de 2,3 millones de euros por empresa. Estos sectores también se beneficiarán de un fondo de 6.500 millones de euros para conceder ayudas de 20.000 euros a las empresas en dificultades. Y para las 150.000 empresas de hostelería y turismo no exentas se amplía la vigencia de la reducción del tipo de IVA, que se mantendrá en el 5%, hasta septiembre, y luego subirá al 12,5% hasta abril de 2022, cuando volverá al tipo del 20%. Como medida estrella de su programa, se concederá una súper rebaja fiscal durante dos años a todas las empresas que inviertan: el 25% de su inversión se deducirá automáticamente de sus impuestos. Se prevé que la medida tenga un coste de 29.000 millones de euros.


“Para estimular el inmobiliario se elimina el pago de impuestos por las primeras 500.000 libras en la compra de una vivienda”


Para estimular el sector inmobiliario, los compradores de viviendas seguirán sin pagar impuestos por los primeros 575.000 euros de su vivienda. Y todos los que compren por primera vez tendrán derecho a una hipoteca.

Un desajuste insostenibe
Estas decisiones podrían perjudicar a un gobierno conservador, históricamente asociado a una reducción del papel del Estado. Sin embargo, hay indicios de que Rishi Sunak, considerado ideológicamente radical, no se ha desviado realmente de su línea de actuación habitual. El aumento de 24 euros en las ayudas sociales para los más pobres se detendrá en septiembre. Evidentemente, para Rishi Sunak, los no activos no se consideran tan útiles y, por tanto, importantes como los activos, y por ello no recibirán un apoyo prolongado, a pesar del vertiginoso aumento del uso de los bancos de alimentos desde el comienzo de la pandemia.

En segundo lugar, la polémica sacude al país desde que se anunció que los empleados del NHS, el servicio de salud, sólo recibirán un aumento salarial del 1%. Aunque, durante muchos meses han sido considerados como los héroes de la nación, al frente de la lucha contra la pandemia. Los sueldos del resto de la administración pública se congelarán.


“Los sueldos de la Administración se congelan, salvo para los empleados del NHS, el servicio de salud, que suben un 1%”


Para Simon Wren-Lewis, profesor de economía de la Universidad de Oxford, «este es un presupuesto de austeridad. Las medidas de fomento de la inversión en los dos primeros años irán seguidas de años de inversión mucho menor, por lo que es una forma cara de adelantar la inversión. Después, muchas medidas reducirán la demanda. La recuperación de la economía sería demasiado lenta y mantendría los tipos de interés bajos… así que durante los próximos cinco años tendremos una contracción fiscal en lugar de un estímulo”. Como consecuencia inmediata, tras un descenso del 10,4% en 2020, se espera que el PIB crezca un 3,8% en 2021 y un 6,9% en 2022, antes de dejar el descenso en alrededor del 1,4%.

Tras todas estas medidas puntuales de estímulo, el Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, ha puesto el acento en la reducción del déficit público y de la deuda pública. El déficit público del 10,3% previsto el próximo año será el segundo más alto en tiempos de paz… después del 2020/21. «La respuesta del Gobierno se ha traducido en un aumento significativo del endeudamiento y la deuda, que son necesarios y asequibles a corto plazo, pero que serían insostenibles a largo plazo», explicó Rishi Sunak. Por tanto, se mantiene la ortodoxia económica impuesta por David Cameron y su ex jefe de finanzas George Osborne: Rishi Sunak cree que la austeridad es necesaria para evitar el hundimiento de la economía.


“El 25% de una inversión se deducirá del impuesto de sociedades, que pasará del 19 al 25% en 2023 para beneficios superiores a €57.000”


Como consecuencia inmediata, los presupuestos de los ministerios de defensa, sanidad, educación, transportes y empresas se dispararán más o menos este año, antes de volver a desplomarse al año siguiente.
El Gobierno también ha decidido aumentar el tipo impositivo sobre los beneficios de las empresas a partir de 2023 del 19% al 25%. Esta medida «provocará un fuerte suspiro en muchas empresas y envía una señal preocupante a quienes planean invertir en el Reino Unido», advirtió Tony Danker, director general de CBI, la plataforma de las grandes empresas. Las empresas con beneficios anuales inferiores a 57.000 euros no se verán afectadas por la subida, que sólo será soportada en su totalidad por los grupos con más de 265.000 euros de beneficios.

Bien recibido
Jon Richardson, jefe de estrategia fiscal de PwC, afirma: «El canciller ha barrido cualquier idea persistente de que el Reino Unido se convierta en un Singapur post-Brexit. Tras años de descenso del tipo general del impuesto de sociedades, su mano se ha visto claramente forzada por la pandemia y el deseo de empezar a reparar las finanzas públicas.

Cámara de los Comunes Reino Unido
El presupuesto incluye el equivalente a €6.500 mn para la concesión de ayudas directas, por €20.000, a pymes de los sectores con más dificultades, y otro de €2.350 mn para sufragar prácticas para jóvenes.
Se prorroga la exención del IVA hasta junio, para 750.000 empresas que luego pagarán 1/3 del impuesto hasta 2022.

A pesar de este retroceso parcial hacia la austeridad, que no es recogido como tal por la prensa, la decisión de aumentar los impuestos sobre los beneficios ha sido bien recibida por la opinión pública. Presentada como la mayor subida de impuestos en 28 años, ha permitido al partido conservador reforzar su aprecio entre los antiguos votantes laboristas que se unieron a su campo en las elecciones generales de diciembre de 2019. Con una sólida ventaja sobre los laboristas, los conservadores parecen serenos.

Rishi Sunak, considerado por muchos como el futuro del partido –incluso como posible sucesor de Boris Johnson en el 10 de Downing Street- se juega mucho con este presupuesto. Por el momento, su juventud y sus sonrisas juegan a su favor. Pero su imagen empieza a verse empañada. Entre otras, por su decisión en agosto de imponer el programa de apoyo a los propietarios de restaurantes que ha favorecido la segunda oleada del virus. Su insistencia en no reconfigurar el país en septiembre y octubre ha provocado una explosión en el número de muertes. Así que no tiene elección: la economía debe volver a su cauce. Pero sabe que en esta nueva era post-Brexit, las dificultades se acumularán en el camino.♦

CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.