Columnistas del Financial Times, Le Figaro o Le Soir se refieren a España como “el enfermo de Europa” pero algunos comentaristas han ido más allá y se preguntan si es España un estado fallido y cómo debería tratar la Unión Europea a nuestro país. Guste o no, España está en boca de todos.

Texto: LUIS M. Espluga

Una reciente derrota futbolística por la mínima no parecía justificar que el principal periódico suizo (en lengua alemana) “cargase” contra España días más tarde, publicando una colaboración crítica de un profesor alemán acerca de la política española. El artículo comenzaba con un serio interrogante sobre la actualidad nacional: ¿va España camino de convertirse en un “Estado fallido”? Estos términos son comunes en ciencia política. El autor los generalizaba a todo el país aprovechando el comentario reciente de un político conocido, Iñigo Errejón, que se refería solamente a la Comunidad de Madrid.

El autor, Prof. Friedrich Leopold Sell, que quizá es poco conocido internacionalmente, es catedrático de Economía en la Universidad Bundeswehr de Munich, una universidad poco conocida también, porque responde a una iniciativa de Helmut Schmidt de crear dos universidades con el objetivo específico de impulsar el nivel académico de los miembros de las fuerzas armadas alemanas. No estamos hablando por tanto de ninguna figura internacional del mundo universitario alemán o de alguno de sus magníficos centros de investigación económica. Pero muchos considerarán inexplicable que reciba cobertura de un medio tan prestigioso, si bien el Neue Zürcher Zeitung, en definitiva, se había limitado a publicar una colaboración de terceros que no marcaba línea editorial. Una columna del NYTimes firmada por Paul Krugman, o por Martin Wolf en el Financial Times, no hubieran levantado una polvareda parecida.

Para acceder a este contenido, necesita una suscripción a la Revista Consejeros, vea los “PLANES DE SUSCRIPCIÓN”.
Si ya dispone de una suscripción debe “INICIAR SESIÓN”.

CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.