¿Es necesaria la publicación del informe trimestral de resultados?

La nueva regulación permitirá a las cotizadas presentar resultados cada 6 meses ¿Es necesaria la presentación trimestral para que los accionistas se involucren a largo plazo?

Texto: Francisco Blanco
Fundador de Sigma Rocket y Dtor. del curso de IR en Instituto BME •

Francisco Blanco

La pregunta resulta pertinente en estos momentos en que el Proyecto de Ley por el que se modifica el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital y otras normativas de naturaleza financiera se encuentra en plena tramitación parlamentaria. Esta modificación responde a la transposición a nuestro ordenamiento jurídico de la Directiva 2017/828 de la UE para el fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas en las empresas cotizadas. Dicha directiva tiene por objeto promover la mayor participación de los accionistas en la vida societaria de las entidades emisoras, y al mismo tiempo evitar los comportamientos cortoplacistas y especulativos, tanto de compañías cotizadas, como de inversores, que generan ineficiencias en el mercado, comprometen la sostenibilidad económica de las primeras, y, en definitiva, producen una destrucción de valor a largo plazo. Uno de los aspectos más llamativos de la modificación supondrá la libertad de decisión para las empresas cotizadas de publicar o no la información financiera de resultados trimestrales, en concreto la correspondiente al primer y tercer trimestre de cada ejercicio, ya que la semestral y anual seguirá siendo de obligado cumplimiento. Esto, aunque a priori pueda parecer un cambio positivo, sin embargo, abre un riesgo de pérdida de transparencia informativa en los mercados, a mi juicio innecesario.

Para acceder a este contenido, necesita una suscripción a la Revista Consejeros, vea los “PLANES DE SUSCRIPCIÓN”.
Si ya dispone de una suscripción debe “INICIAR SESIÓN”.

CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.