IV edición del estudio de Korn Ferry sobre los nuevos consejeros

LA PROMOCIÓN 2019 DE NUEVOS CONSEJEROS CONSTA DE 87 MIEMBROS. DE LOS 133 NOMBRAMIENTOS DE CONSEJEROS EN EMPRESAS COTIZADAS QUE SE HICIERON EN 2019, PRÁCTICAMENTE DOS TERCIOS, EL 65%, FUERON PROFESIONALES QUE NUNCA HABÍAN TENIDO ANTES ESA RESPONSABILIDAD. DE ELLOS, HAY 57 QUE TIENEN LA CONDICIÓN DE INDEPENDIENTES, FRENTE A 30 QUE SON CONSEJEROS DOMINICALES. Y SOLO 16 TENÍAN EXPERIENCIA PREVIA COMO CEO, NINGUNO EN UNA EMPRESA DEL IBEX35.
SON ALGUNAS DE LAS CONCLUSIONES DEL IV ESTUDIO DE KORN FERRY SOBRE LOS NUEVOS CONSEJEROS, DEL QUE SE RECOGE AQUÍ UN BREVE RESUMEN.

Texto: Loreto González*

(*) Senior partner de Korn Ferry. Líder de la práctica de consejos de administración.

Una palabra resume las tres principales tendencias que refleja el estudio anual de Korn Ferry sobre nuevos consejeros: diversidad. Los 87 profesionales que debutaron como consejeros en las 129 cotizadas españolas durante 2019 contribuyeron a que los órganos de gobierno corporativo sean menos masculinos, más internacionales y con actividades profesionales más heterogéneas. Concretamente, en esta cuarta edición del estudio por primera vez más del 40% de los nuevos consejeros no tiene la nacionalidad española. Este mismo porcentaje también lo superan, por primera vez, los nombramientos de nuevas consejeras. En cuanto a las actividades profesionales, se observa un auge de la figura del consejero ‘en exclusiva’: profesionales que han decidido aparcar una carrera ejecutiva para centrarse en labores de gobernanza corporativa. Son yacasi la mitad de los nombramientos, el 47%.

Estas tendencias no son procesos acelerados, pero sí patentes, y están en línea con la evolución, en los últimos años, del propio concepto de gobernanza corporativa. Al ritmo de las exigencias sociales y regulatorias, los consejos han ido cambiando; hace unos años, se les consideraba una especie de Senado corporativo, cuya función principal y más visible era la revisión y la aprobación de las cuentas. Ahora tienen un rol más activo, tanto a la hora de asegurar la buena gobernanza corporativa como dando apoyo, en las cuestiones críticas, a la alta dirección. La tarea de los consejeros tiene, en consecuencia, nuevas aristas. Han de remangarse más, pero esa mayor atención al detalle del negocio no debe confundirles respecto al rol que juegan, para no chocar ni solaparse con la dirección corporativa. Por tanto, necesitan unos soft skills para, sin traspasar la fina línea que separa su labor de la de los altos ejecutivos, no caer en la dejación de funciones y librar las batallas que realmente sean necesarias.

Respecto a las competencias puramente profesionales, las empresas buscan para sus consejos experiencia en gestión empresarial, lo que conlleva per se importantes conocimientos de finanzas. No parece que la tendencia sea a un mayor protagonismo de los profesionales de esta área; más bien parecen al alza los perfiles especializados en estrategia. La probable redefinición de los planes estratégicos en muchas empresas para adaptarse al mundo pos-Covid reforzará la búsqueda de esos perfiles.

Además, la pandemia ha acelerado los procesos de transformación digital, por lo que los profesionales con conocimientos robustos de digitalización y tecnología estarán más presentes en los consejos. Otro efecto del covid-19 será un mayor interés por la implicación de la empresa con su entorno, a través de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa, pero también con una mirada más amplia, atenta a toda su relación con los stakeholders.

«Por primera vez más del 40% de los nuevos consejeros no tiene nacionalidad española (43%). Y ese portcentaje también lo superan por primera vez (41%) los nombramientos de nuevas consejeras. Se observa un auge de la figura del consejero ‘en exclusiva’ . Profesionales que han decidido aparcar una carrera ejecutiva para centrarse en labores de gobernanza corporativa (47%)»

La gobernanza corporativa también se verá afectada por la nueva conciencia de la posibilidad de interrupciones bruscas de la actividad. Aumentarán el alcance y la importancia de las comisiones de riesgos y se prestará mucha atención a la solidez de los planes de contingencia y de sucesión, tanto para el consejo como para la alta dirección y los puestos críticos de la organización, lo que implica a las comisiones de nombramientos. Los consejos ya están tomando conciencia de su responsabilidad en la sucesión de la alta dirección y de los puestos críticos, algo en lo que han sido pioneras las entidades financieras.
Pronosticar el futuro es aún más difícil tras la brusca irrupción en nuestras vidas del covid-19, pero es innegable que la gobernanza empresarial deberá tener aún más inteligencia y dinamismo para marcar el rumbo correcto, y la selección y la organización del talento serán claves para sobrevivir. El virus ha cambiado muchas cosas, pero no todas.

1 Dos de cada tres consejeros nombrados en 2019 alcanzaron esa responsabilidad por primera vez en su carrera
La promoción 2019 de nuevos consejeros consta de 87 miembros. De los 133 nombramientos de consejeros en empresas cotizadas que se hicieron en 2019, prácticamente dos tercios -concretamente el 65,4%- fueron de profesionales que nunca habían tenido antes esa responsabilidad.

2 Mayoría holgada de consejeros independientes
57 de los 87 nuevos consejeros, el 65,5%, tienen el carácter de independientes, es decir, no representan los intereses de ningún accionista de la empresa, frente a los 30 profesionales que ejercen de consejeros dominicales. Esta tendencia, que se ha dado también otros años, se enmarca en las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de la CNMV, de 2015, que pide que al menos la mitad del consejo esté formada por independientes.

3 Casi la mitad de los nuevos consejeros no compagina su labor con tareas ejecutivas
El 47% de los nuevos consejeros se dedica exclusivamente a la gobernanza corporativa, sin labores ejecutivas en el día a día de las empresas. Es una tendencia claramente al alza: en 2018 ese porcentaje era del 30%, y en 2017, del 25%.

4 El 43% de los nuevos consejeros de las cotizadas españolas tienen otra nacionalidad
Los consejos de las compañías españolas cuentan cada vez más con profesionales de otras nacionalidades. En 2019, el 43% de nombramientos fue de consejeros internacionales, más de la mitad de ellos provenientes del área EMEA (excluyendo Reino Unido).

5 Menos del 20% de los nuevos consejeros de 2019 tenía práctica previa como CEO
Aproximadamente uno de cada cinco de los nuevos consejeros nombrados durante 2019 (16 de los 87 debutantes, el 18%) tenía experiencia previa como CEO, ninguno de ellos en una empresa del Ibex 35.

6 La experiencia en la dirección general es mucho más frecuente: se da en el 37% de los casos
El background más recurrente entre los nuevos consejeros de 2019 es la dirección general (el 37% del total). El peso de esta área lleva aumentando los tres años del estudio, y siempre es una de las destacadas. También aumenta la importancia de los perfiles del ámbito de las administraciones públicas: suponen el 16% de los nombramientos. Por el contrario, disminuye el peso de los profesionales especializados en Finanzas: es el área de especialización de solo el 13% de los nuevos consejeros.

7 Las nuevas consejeras son el 41% del total de la promoción de 2019
De los 87 consejeros que alcanzaron esa responsabilidad por primera vez el año pasado, 41% eran mujeres, frente al 25% de 2018, el 37% de 2017 y el 30% de 2016. Entre los consejeros independientes hay paridad de género (29 mujeres y 28 hombres), pero ese equilibrio no se reproduce con los consejeros dominicales, más relacionados con las trayectorias profesionales de largo recorrido en el sector privado: 23 hombres frente a siete mujeres.

8 Uno de cada cuatro nuevos consejeros está entre los 40 y los 55 años
La franja de edad más nutrida entre los nuevos consejeros corresponde a la denominada Generación X, que actualmente tiene entre 40 y 55 años, con un 23% del total. Si dividimos esa cohorte en tres franjas de edad, la más importante es la más veterana, entre 51 y 55 años, con un 13%, mientras que los que accedieron a los consejos con entre 41 y 45 años son el 2% del total de nuevos consejeros.

Por encima de esta Generación X, los boomers, entre 56 y 64 años, son el 20% del total; los mayores de 65 años son el 9% de los nuevos consejeros. Solo el 2% de los nuevos consejeros de 2019 alcanzó el puesto con menos de 40 años.

9 Conclusiones
Más internacionales, menos dominados por los hombres y con más profesionales que se han apartado del día a día de la gestión. Así evolucionaron el año pasado los Consejos de Administración de las 129 empresas cotizadas de España, incluyendo las 35 del Ibex. Son las principales tendencias que refleja el Informe de Nuevos Consejeros de 2019, que analiza los 133 nombramientos de consejeros que seprodujeron en esos doce meses.

Esta cuarta edición del estudio anual que elabora Korn Ferry pretende ayudar a detectar los grandes rasgos de los nuevos protagonistas de la gobernanza corporativa -87 de esos profesionales accedían por primera vez al Consejo de una cotizada-, a través del análisis de sus perfiles profesionales. Por eso, el informe se basa en un análisis técnico detallado de los nombramientos de Consejeros no Ejecutivos en los últimos doce meses -nacionalidad, edad, background profesional…-. Pero hemos querido dar un paso más, y además de los datos, hemos estudiado las percepciones, mediante la encuesta a los nuevos consejeros que complementa el estudio.

Nuestro informe parte de realidades que conocemos por nuestra extensa experiencia en la selección de ejecutivos y consejeros: la heterogeneidad de las culturas corporativas de las empresas cotizadas, de muy diferentes sectores y tamaños, y sus diferentes metodologías y experiencias respecto a la gobernanza. Coloquialmente, podemos decir que cada consejo es un mundo. Sinembargo, se detectan tendencias cualitativas, que demuestran que el gobierno corporativo está inmerso en las corrientes sociales de su tiempo. Así, sigue aumentando el número de mujeres que son nombradas consejeras y la internacionalización de los órganos de gobierno de las cotizadas españolas, si bien, en ambos casos, a una velocidad moderada. Además, la mayoría de los nuevos consejeros tienen la categoría de independientes, en línea con las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de la CNMV, de Loreto González 2015, que pide que al menos la mitad de los miembros del Consejo no representen los intereses de accionistas concretos.

Desde el punto de vista de la experiencia de gestión, el estudio revela que en 2019 se apostó con más fuerza por perfiles con conocimientos directos de alta dirección, frente a los especializados en lo digital. Además, está al alza el fenómeno de los profesionales que aparcan su carrera ejecutiva para construirse una cartera de consejos. Por cohortes de edad, se mantiene la apuesta por profesionales de alrededor de 50 o más años; se premia la experiencia y por eso hay pocos nombramientos de nuevos consejeros en torno a los cuarenta años.

«El background más recurrente entre los nuevos consejeros de 2019 es la dirección general (el 37%). El peso de esta área aumenta cada año. También la importancia de los perfiles del ámbito de las AA.PP. (16%). Disminuye en cambio el peso (13%) de los especializados en Finanzas»

¿Qué incidencia tendrá a corto y medio plazo en todo este ecosistema la crisis del coronavirus? Falta perspectiva para ser categórico, pero la experiencia de la crisis financiera desencadenada en 2008, y los primeros análisis de los servicios de estudios macroeconómicos y think tanks apuntan a fuertes tensiones financieras, la aceleración de la digitalización de la economía y significativos cambios sociales y, probablemente, geopolíticos. Por tanto, los órganos de gobierno corporativo necesitarán combinar perspicacia para detectar esos movimientos sísmicos, determinación para aplicarlos con rapidez y un profundo bagaje técnico y profesional para sortear los primeros trimestres de durísimas condiciones económicas y financieras. Todo esto sin olvidar compromisos que se fueron consolidando en los últimos años, como una mayor exigencia en ámbitos como el compliance y la Responsabilidad Social Corporativa, donde muchas empresas ya están dando el do de pecho ante el impacto del coronavirus.

Hemos descubierto que la realidad puede superar a la ficción. La conciencia de la posibilidad de esos latigazos casi inimaginables, que ponen en riesgo a personas y negocios, puede tener varias consecuencias en la gobernanza corporativa. Los consejos de administración considerarán ampliar el alcance de las comisiones de riesgos, o incluso crear nuevas comisiones. Y asegurar la robustez de los planes de contingencia y de sucesión (tanto del consejo como de la capa directiva y los puestos críticos para la organización) será sin duda una responsabilidad a la que pondrán más atención los consejos de administración, a través de sus comisiones de nombramientos.

Conforme avanza 2020, las empresas se adentran en una zona desconocida; como dirían en los mapas medievales, aquí hay dragones. En consecuencia, la presión sobre los protagonistas de nuestro informe va a aumentar, y muchos consejos tendrán que tomar decisiones de las que dependerá la supervivencia de su organización. Por eso, cobra especial importancia elegir los perfiles adecuados para esta nueva etapa del Gobierno Corporativo. Esperemos que este informe sirva de guía para la reflexión.♦

CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.