La tragedia de Guinea Ecuatorial

Tras dos siglos de presencia colonial y una vergonzosa retirada, España ha acabado por desentenderse del futuro de Guinea, que aún hoy sufre la dictadura de Obiang: 40 años en el poder.

Donato Ndongo

En el prólogo de «Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial«, que acaba de ser reeditado, se explican las razones de que la segunda edición finalice en 1982: clausura de la etapa de consolidación del poder personal del entonces coronel Teodoro Obiang Nguema –hoy capitán general de los Ejércitos– e inicio de su propia autocracia, una vez libre de la tutela de su tío y preceptor, el dictador Francisco Macías Nguema; se modifica la identidad de la nación, al afianzarse la integración del único país de estirpe hispánica en África subsahariana en el área francófila; en España, victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones legislativas de aquel octubre. Hechos que, en lo político, económico, lingüístico y cultural, supusieron cambios decisivos para Guinea Ecuatorial, alterando sus alianzas internacionales; determinarán el futuro del país, conformando realidades actuales, trastocando la geopolítica de la zona y redefiniendo la actitud de las grandes potencias –Estados Unidos, Unión Soviética, China y Francia– vigentes desde los inicios de era poscolonial.

Para acceder a este contenido, necesita una suscripción a la Revista Consejeros, vea los "PLANES DE SUSCRIPCIÓN".
Si ya dispone de una suscripción debe "INICIAR SESIÓN".
CONSEJEROS

En derecho español, los administradores son, por delegación de las juntas, los responsables últimos del gobierno societario. Administradores, llamados "CONSEJEROS", aunque no aconsejan al presidente sino que lo eligen de entre ellos. QUEREMOS CONTAR QUÉ PIENSAN, Y POR QUÉ, quienes administran nuestros capitales, nuestros votos y nuestros derechos en las grandes sociedades cotizadas, y en las grandes instituciones surgidas para defendernos y representarnos, para marcar el rumbo.